ANGEL

Tomaste mi corazón y en tu vuelo te elevaste.

Cruzaste el cielo para ver las amarguras de una ciudad.

Armonizabas con ese color celestial.

Desde la distancias te reconocieron como un ángel.

y con mi corazón llegaste al cielo.

Recibiste de Dios su aprobación,

con felicidad a mi regresaste

y colocaste mi corazón muy cerca al tuyo.

Matices de colores rafagantes,

quemaban los ojos de los que se ahogaban en un murmullo.

y latiendo los dos corazones a un compás,

a través de los instantes, nació este amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *