NOCHE

Te busco en el sereno de la noche,

encuentro la inocencia que te gala

bajo la luz de la luna, esa luz que trae a mi tu sombra.

 

Siempre he estado perdido en el laberinto de una ilusión

es posible que lleves a mi el camino de salida,

aun así no se si quisiera salir de allí.

 

He soñado tanto con hacer realidad mi ilusión

que recrimino al tiempo por no haber premiado mi paciencia.

Aun te busco en el sereno de la noche.

La neblina de la madrugada niebla mi corazón

y no se lo que siento, no se si quisiera saber,

no quiero arriesgarme a perderme en otro laberinto.

 

Te busco en el sereno de la noche

y te encuentro tantas veces, en las que me engalanas con tus palabras,

sin preguntarte que sientes, callando mis verdades,

tal vez de mañana ya sean mentiras.

 

Siento que eres la estrella que adorna un fondo oscuro de mi vida

no espero que seas la luna, el centro de atención de esa oscuridad.

Entonces, dejamos simplemente al frío de la noche, las palabras ajenas al amor

Porque mientras soñemos cada uno por aparte,

el día estará venciendo una vez mas la noche y al rato renacerá nuevamente la noche

y la esperaré para buscarte.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *