CUANDO LA RUTA TE LLAMA

En octubre de 2012  me fui hasta la siempre hermosa Villa de Leyva (Boyacá) a correr la prueba local.
Se llamaba “Corre Villa de Leyva” con modalidades de 10K y 21K
Yo participe en la edición de 10K
Fui con mi esposa y mi hija, nos fuimos desde el sábado con la ilusión de disfrutar un magnifico fin de semana en la mágica ciudad.
Nos hospedamos en un hotel bonito y realmente disfrutamos ese fin de semana. Fue algo muy especial.
Ya para el evento, se podía notar la improvisación, la persona encargada del calentamiento no asistió y el instructor sacado a última hora nos hizo la rutina.
Fue la peor carrera que he corrido de todas: Uno porque no conocía el recorrido, había una parte que era atravesando desierto. Dos porque no había puntos de hidratación. En un desierto bajo el agobiante sol y sin hidratación… ufff. Tres porque creo que el calentamiento fue de tanto despropósito que quede agotado antes de empezar. Fue muy difícil para mi, fueron los 10 km mas eternos de mi vida.
Finalmente llegue, las manos me temblaban cuando recibía mi medalla, que quedo para el recuerdo.
IMG_20160523_192548
Ya en el 2015 para la fecha volvimos a Villa de Leyva, pero esta vez no iba a participar. Llegamos con mi familia el día domingo solo pretendíamos pasear y vivir la fiesta de una carrera desde el otro lado. Desayuné un caldo con costilla y nos fuimos a mirar la carrera.
IMG_20151018_114056
En cuanto llegue a la meta algo extraño paso, hacia calor, acababa de desayunar y que desayuno!!! pero la intriga me hizo llegar a la zona de partida. Todavía este año se notaba mucha improvisación por parte de los organizadores.
Pero algo raro pasaba. Era como si la ruta me llamara. Mis piernas empezaron a correr y de repente ya estaba participando en la carrera. hice el circuito de 10 km
1041 1045
pero esta vez el plan era disfrutar el paisaje, repasar los caminos del año anterior que me pesaron tanto e incluso estaba dispuesto a no recibir hidratación por que este año no era un participante. Solo estaba disfrutando.
1051 1042
El equipo de la organización me dio hidratación y hasta se ofrecieron para tomarme una foto, llevaba la camiseta de la carrera del año anterior, no llevaba número, pero eso no impidió que fueran muy amables conmigo.
Disfrute el paisaje, la vegetación, la atención de la gente. Fue esta edición de las carreras que mas he disfrutado ya que no estaba compitiendo contra mi mismo, ni contra nadie. Solo estaba atendiendo el llamado de la ruta cuando llama.
1052

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *