Category Archives: SOÑAR Y OTRAS VIRTUDES

SUFRIMIENTO

 

No me mates con tu indiferencia

No me sometas a hogueras de sufrimiento

No me asfixies con tu ausencia

No me castigues por mis vanos sentimientos.

 

Es la poesía repetida

del ser que niega el querer

el mismo que ve la partida

del otro que llorando se ha de perder.

 

Tú eres la ilusión que mi vida a marcado,

no se lo que seré para ti,

nunca me lo has dejado saber

ahora lejos pido no me dejes desamparado

que si lo olvidas me haces sufrir

hasta el punto casi de perecer.

 

Sufro por un saludo mal dado,

por un mensaje esperar

por un gesto perdido en el pasado

y verte triste me puede asustar.

 

Por unas letras forzadas de tus manos,

por una carta que no se si has mandado

por un suspiro ajeno y vano,

por el terror del tiempo que ha pasado.

 

Como acabar con todo

Yo sé que no soy capaz,

pienso de cualquier modo,

difícil el tiempo olvidar.

COSTUMBRE Y EXPERIENCIA

  • Piensa, ¿Qué no quieres pensar?
  • No, es la farsa de costumbre.
  • ¿La farsa de costumbre?, será la falta de costumbre
  • En la farsa de costumbre. Es la necesidad de hacer algo.  Pero esa necesidad en mi mente no existe.  La costumbre no es más sino una excusa de culpar conocimientos. Es algo relevante que enmalla nuestra mente. Sino quiero pensar ¿Quién se atreve a acostumbrarme?
  • ¿ y por eso no quieres pensar ?
  • Por eso y por farsa de experiencia
  • ¿Farsa de experiencia?
  • Si. A quien le importa lo que has vivido sino a ti mismo. El tiempo otorga algo, pero no siempre es experiencia. La experiencia a veces nos engaña. Puedes estar haciendo algo cotidianamente y no esta adquiriendo experiencia solo automatización. La experiencia no la conoces sino te la presenta la sabiduría. Lo que conoces son farsa de experiencia.
  • ¿Crees tú, que pensando así vas a llegar a algún lado?
  • Piensa tú. Todos llegaremos al mismo lado. Para morir no se necesita experiencia y mucho menos estar acostumbrado.

 

ESCULTURA

Eres como el sol de primavera,

eres lienzo de un artista,

eres mi palabra mañanera,

La palabra que mi vida sintetiza.

 

Por tus caminos corren con ganas

mis ideas de la mano de mis actitudes.

corren aprisa porque temen que la noche las cubra

sin saber tal vez que esta de mañana.

 

por tus caminos también me he tropezado,

pero de ti mucho he disfrutado.

Eres mi pasión, eres la naturaleza

del ave libre que vuela,

eres el cielo para que ese ave no muera.

 

Contigo si que he sufrido.

Me has llevado a ver salir de mi,

una silueta en la que estoy en un futuro insignificante,

me has hecho sentirme nada,

me has hecho llorar de rabia,

me has hecho sentir tan mal

que he maldecido conocerte.

Pero me has dado tanto y si he sufrido

es porque acepto que tu pides de mi mucho.

 

Me llenas como viento a velero

y me guías a rumbos arduos

sobre un mar de eminencias.

Consigues llevarme a un continente de sabiduría,

donde pega como brisa,

la obsesión de perfección.

 

Eres una escultura de palabras, experiencias y ciencia

La escultura que ansia el sol a salir,

para sonreírle,

y que tus hijos de mente de bronce,

defienden fluyendo y diluyendo sociedades.

 

Tienes sed de mi, tanto como yo de ti,

pero mi convicción de sentirme vivo

la he tomado de tu esencia

y me demuestras sin axiomas, ni teoremas

que soy capaz de vivir,

te quiero y por mas edificios que tengas,

sé que eres mucho mas que roca.

MAS ALLA

 

Es una ciudad encerrada de montañas como paredes.

Yo encerrado creí estar preso de esta ciudad, condenado tal vez 5 o talvez 6 años.

Quizás cadena perpetua.

Lo más absurdo: la soledad.

Todo es diferente ahora.

La soledad es aniquilada por la comprensión de un par de amigos.

O se desvanece por el hecho de ser feliz de ser quien soy y esperar ser lo que seré.

Triunfo.

Aquí ahora pasan los días.

Al amanecer una suave niebla tizna de blanco las montañas, como pinceladas de pintor

novato.

El roció de las hojas es como su baño matutino.

Se siente el frio y los pájaros volando juntos de tejado en tejado. Cantando, buscando lo que

han de comer.

Durante el día las montañas quieren como espejos reflejar, pero son olvidados por la urbe que

se ata a su monotonía sin darse un tiempo para admirar o solo verlas.

Al ocaso, el sol quiere esconderse tras las montañas y las inunda de una matiz de color

diferente a cada una.

Las llena de sombras y de suaves tonos verdes que cambian poco a poco a tones grises al llegar

la noche.

En la noche las montañas esperan ansiosas la salida de la luna que las acompaña, las escucha y

las consuela; tanto como yo añoro salir de esta ciudad.

Irónico.

VALS

 

Una suave melodía paso por mis oídos,

Una débil silueta entro entre mis ojos,

Una fuerte templanza quedo en mi corazón.

A partir de ahí, ella, solamente ella, siempre ella,

Como el compás de un vals.

Tonadas leves, pero elegantes

Me transmitían a su mirada deslumbrante,

Pasos finos, baile místico y en el aire que respiraba

ella estaba presente .

Su sonrisa o su seriedad,

Dos tiempos en la partitura de mis recuerdos.

Su cabello negro suelto o recogido,

Centraba su delicado rostro bajo luces artificiales,

Alguna gota de sudor rondando perdida

Consolada por el calor de la noche de la ciudad.

Palabras sutiles salían de sus labios

De un rojo tan suave, tal como notas de un violín,

Mientras sus pies cesaban del movimiento armónico del vals.

Para hablarle yo temblaba,

Suspicazmente vértigos y vacíos fluían en un abismo en mi interior.

Una ficticia escarcha permanecía, y aun hoy,

en mis manos cuando me hablaba así fuera solamente a despedirse.

Después tal vez un frac o un smocking.

Yo tal vez elegante y ella resplandecía en su belleza.

Adornando su cabello, vistiendo gala, transcurrían las tonadas de vals.

Olvide que el vals es solitario, y ella estaba acompañada.

Compañía que me mortificaba y mezcladas con licor, ilusión y poca dicha

conseguían que yo quisiera desvanecerme o evaporarme.

Ahora solo queda esperar que esa ilusión no termine,

por que el vals hace mucho termino,

y sus partituras se perdieron con el tiempo.

Hoy suplico: ilusión no te acabes, como acabo ese vals.

¿LEES?

¿LEES ?

 

 

¿Qué esperabas leer?

¿Un conjunto de palabras que en armonía te transporte a lugares hermosos donde te sentías

feliz y enamorada, donde no te importaba si era de día o de noche, donde el sol te quemaba y

sin embargo sentías escalofrió porque aquella persona te tocaba o te miraba?

¿De quién esperabas leer?

¿De aquella persona en donde tus labios encontraron refugio, de quien gritaba al mundo que

te amaba y no le importaba publicarlo, con quien te comunicabas con gestos, con miradas y

canciones?

Lamento decepcionarte. Solo soy yo quien escribe.

¿Y quién soy yo?…. Tal vez eso poco interese, pero ahora te dejas atrapar por estas letras,

que trajeron a tu mente recuerdos. Ya sabrás que si de nuevo vuelves a escuchar de aquellos

labios un “Te Quiero” es porque te están mintiendo. Y yo estaré abrigado con mi telaraña de

palabras…

No sé qué estarás haciendo tu; de pronto ni sigas leyendo.

Recent Entries »